02 Feb
Enviado por enfoque

Uno de los sectores más importantes de la Economía en España y que ha supuesto un revulsivo en los tiempos de crisis ha sido el Turismo. Aún resuena el eco de la Feria Internacional del Turismo, Fitur, de Madrid, cuyo poder es imperante hasta el punto de que administraciones de todos los colores invierten muchísimos recursos en acudir y estar presentes en esta feria y dejar una imagen que no se olvide.

De buena imagen se trata, cuando queremos promocionar un territorio, con sus puntos fuertes; su imagen fuera de sus fronteras, para ello es necesario crear una marca tan sólida hasta el punto de que una persona se tome las ‘molestias’ de realizar un largo camino para disfrutar de una estancia en ese lugar y pagar por ello.

 

 

 

 

Y eso es consumo… de hoteles, restaurantes, gasolina, souvenirs… todos estos factores  han relanzado la economía española, que ya vuelve a estar en crecimiento.

Estamos de suerte, porque lo que tenemos más cerca, ya que Enfoque Comunicación se sitúa en esta región, es la marca Andalucía. Se puede decir que esta comunidad se vende sola, tiene muchísimo y muy variado por lo que disfrutar. Es una de las regiones más grandes de España, con miles de kilómetros de playas, una fuerte cultura de tradiciones, una historia milenaria, una gran cantidad de territorio protegido, unas de las montañas más famosas para disfrutar de la nieve y donde comer es un deleite. Sin duda su sol y su gente es su principal activo.

07 Oct
Enviado por Super User

Todo ha evolucionado con tanta rapidez que casi no nos ha dado tiempo a asimilar, las nuevas tecnologías, la globalización del mundo, los medios de comunicación y sobre todo nuestras propias ansias de saber han propiciado la era de la información, vivimos en ella, es innegable... Comunicar siempre ha sido una característica inherente a la vida, es tan vital como comer o dormir, necesitamos comunicarnos para subsistir, pero las formas de comunicación también evolucionan con los tiempos y parece que en un mundo lleno de ruidos, de interferencias y de canales, hay que encontrar la clave para lograr que nuestros mensajes lleguen a sus receptores.